El bloguero hortelano, el hortelano bloguero.

Escrito por mi cosecha el . Posteado en Agricultura ecológica

Antonio Roncel entre calabazas

Antonio Roncel entre calabazas

Sin explicación aparente cuando visito el blog ¡Me importa un rábano! me vienen a la cabeza poemas de Miguel Hernández sobre siembra, agricultura y compromiso. Y es que las ideas hernandianas sobre las artes campesinas pueden parecer, a simple vista, descabelladas y, sin embargo, encierran una clara responsabilidad con la horticultura ecológica.

Así sucede con los posts que publica Antonio Roncel, un hortelano bloguero o un bloguero hortelano que combina dos aficiones y las fusiona a la perfección ofreciéndonos un divertido espacio en la red con un curioso título. No sabemos si lo nombró así motivado por la popular expresión o porque fue la primera cosecha que obtuvo.

Antonio, nos cuenta que su intención inicial era crear un álbum de fotos en el que se viera los avances de su experiencia y la de su compañero de huerto, Luis, como hortelanos “novatos”… pero créanme, el blog supera ese planteamiento.

DSC_0047De forma divertida, el blog muestra distintos ejemplos de siembra, recolección, da consejos, siempre desde la experiencia de los autores, sobre la asociación de cultivos, e incluso tiene sus mensajes o su parte reivindicativa (“¡Qué tiemble Mercadona! o La Puñetera Globalización”) Algo que compartimos plenamente porque todo está asociado.

La autoformación del que se inicia en el mundo de la horticultura ecológica es un aspecto importante y en la que el blog trata de ayudar con vídeos, enlaces, etc. En la columna de la derecha de su espacio web, Antonio propone tener en cuenta las fases lunares, el tiempo, los calendarios de siembra y recuerda que el buen hortelano mira al suelo y mira al cielo.

Lo más importante es que, tanto Antonio como Luis, se sienten orgullos de su trabajo como “principiantes curiosos” y aseguran que “el curro físico, el calor o el frío les ha parecido una bonita y gratificante experiencia” y les agrada ir “de la ciudad al campo para ver la comida desde su origen”

Así lo decía Miguel Hernández:

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Unidos al agua pura
y a los planetas unidos …

Etiquetas:,



Copyright © 2013 Mi cosecha. Huertos ecológicos.
Ctra. San Jerónimo - La Rinconada (A 8002), frente Escuela de Hostelería Torrepavas | 37°28’21.31"N – 5°58’28.98"W | 634 559 529 | Hecho por optika